EN BERMEJO,VIOLÓ A LA HIJA DE UN AMIGO,PERO SIGUE EN LIBERTAD

Este jueves concluyó un juicio en el Sistema Acusatorio en el que condenaron a un sujeto a seis años de prisión efectiva por violar a la pequeña hija de su amigo en Bermejo, Caucete. SIn embargo, el sujeto seguirá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

Fuentes judiciales informaron que la investigación arrojó que el 23 de abril del año pasado, un hombre con su hija e hijo, junto con un amigo, su pareja y un nene, viajaron a la Fiesta de San Expedito, en la localidad de Bermejo, Caucete, donde reside el sujeto imputado.

Al llegar fueron a la casa del «amigo», donde dejaron el auto para después ir a comer a lo de unos conocidos de la zona. A la noche, alrededor de las 2 de la mañana ya del día domingo, se fueron a comer a los carritos del predio y como a las 4 volvieron a la casa, acostándose a dormir en unos colchones en el comedor.

Los invitados se quedaron solos en la casa ya que el propietario y su pareja se volvieron a la fiesta. Luego de un rato de charlar con sus hijos, el denunciante se durmió y la menor se levantó para guardar unas pertenencias en el auto de su padre que se encontraba estacionado en la puerta.

Fue ahí cuando fue sorprendida por el dueño de casa, quien había vuelto solo de la fiesta. De inmediato la tomó de la mano y le dijo “bailemos”, luego le agarró firme los brazos y la nena se asustó porque además lo vio medio borracho.

La puerta del auto estaba abierta,  por lo que el acusado empujó a la nena hacia el interior. Fue tan brusco el movimiento que la niña se golpeó con la palanca del freno de mano.Sin saber como actuar en ese momento, el sujeto comenzó a darle besos en cuello, se bajó el pantalón y por la fuerza le bajo el pantalón a ella para luego violarla.

En ese preciso momento llegó al domicilio la pareja del condenado, quien al ver movimientos en el auto se acercó y vio como la pequeña era abusada sexualmente.

El sujeto fue declarado culpable por el delito de abuso sexual con acceso carnal con aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima. lo condenaron a seis años de cárcel efectiva y continuará en libertad, debido a que el juez no hizo lugar al pedido de prisión preventiva y la sentencia no se encuentra firme. De todas maneras, el imputado no puede acercarse a la víctima debido a las medidas de restricción.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.