ACORRALADO POR LA POLICIA SE ENTREGÓ EL ” GUASCAZO” EL FEMICIDA DE ANGACO

A tres kilómetros hacia el este de la villa cabecera de Angaco, en medio del campo, encontraron al “Guascazo” o bien conocido por su nombre Ariel Omar Pérez de 39 años.

El hombre se entregó a los policías que lo anduvieron buscando por casi 72 horas, ya que está acusado de matar a la empleada municipal y encargada del cementerio departamental, Yanina Pérez, de 44 años, con la que había mantenido una relación sentimental.

Según comentaron fuentes de la investigación a DIARIO HUARPE, se enteraron que el prófugo estaba debilitado y pensaba en entregarse. Un pariente, que sabía por dónde andaba, los guio hasta el lugar.

Pérez, que tiene el mismo apellido que la víctima, estaba parando en la zona de Callejón Santa María de Oro entre calles San Juan y Olivera, un lugar compuesto netamente por campo y sin ningún tipo de iluminación. También hay varias casas abandonadas, que podrían haber servido de escondite para el “Guascazo”. La entrega y posterior detención se produjeron a las 3.45 horas de la madrugada.

Los efectivos policiales, abocados a la búsqueda del presunto femicida lo hallaron tras un pequeño recorrido. El operativo tardó poco tiempo, ya que los acompañaba un pariente de Pérez que había asegurado que el hombre se estaba cansado, en malas condiciones físicas y sucio, tras varios días sin alimentación y un lugar para dormir y asearse. Según comentó una fuente de la investigación a este medio, el angaquero habría llegado hasta ahí y no dio un paso más, pues se encontraba acorralado.

En el momento que se entregó, el “Guascazo” apareció caminando hasta los efectivos y expresó: “Me quiero entregar”. No tuvo ese margen de dos meses de libertad siendo buscado por la Policía cuando intentó asesinar a cuchillazos a otra de su expareja en el año 2020. Quizás porque esta vez se encontraba totalmente solo, ya que el delito era mucho más grave y terrible, y además, porque está peleado con todos sus hermanos, confesó una fuente.

Si bien ahora, el “Guascazo” Pérez está detenido, la Policía de San Juan aún no encuentra el cuchillo del crimen de Yanina Pérez y tampoco el celular del victimario. Son dos elementos que pueden aportar pruebas fundamentales para la resolución del femicidio que sacudió al tranquilo pueblo de Angaco.

Diario Huarpe

Los comentarios están cerrados.