DESPIDIERON A POLICIA QUE DIJO TENER DEPRESIÓN PERO NO TENIA CERTIFICADO MEDICO

El gobernador Marcelo Orrego y la ministra de Gobierno Laura Palma firmaron la expulsión de la fila de la Policía de San Juan al agente Héctor Alejandro González Palacio, quien figuraba en calidad de pasivo ya que en su momento alegó tener depresión, situación que la demostró con algunos partes médicos, pero que se excedió en los plazos para hacer su retorno al trabajo.

El efectivo estaba en esas condiciones desde el pasado 26 de febrero de 2022. El 29 de agosto de ese año fue detectado por la División Sanidad Policial. Al realizar una compulsa de certificados médicos presentados se observó que el último, figura con fecha de emisión el 28 de marzo.El mismo se extendía por un plazo de treinta días, pero cumplido este jamás volvió a sus funciones.

En varias ocasiones lo llamaron para declarar o saber si estaba bien, pero el agente no se presentó. Las cédulas fueron recibidas en su casa por su mamá, quien comentó que desconocía el paradero de su hijo.

 

El 26 de septiembre se hizo un sumario administrativo. Esto era para establecer las responsabilidades del agente. Allí también determinaron que el mismo, más allá de faltar, tampoco había renunciado a su cargo.

Analizadas las situaciones, surgió que González Palacio incurrió en una falta administrativa grave al realizar abandono de servicio prolongado por más tiempo sin justificación alguna ni parte médico. Por eso, fue merecedor de la sanción más severa dentro de la Fuerza, de acuerdo a lo que detallaron en la resolución que se compartió en el Boletín Oficial.

 

Los comentarios están cerrados.