EFECTOS INFLACIONARIOS,VENDEN CARNE A CUENTA

Con las fiestas de fin de año cada vez más cerca ya empezó el movimiento de la carne, uno de los artículos que forma parte del consumo en estas celebraciones. Y la novedad es que los carniceros ya anticipan subas de precios de hasta el 25% en algunos cortes, como en el caso del peceto.Otro fenómeno, que este año se adelantó, es que muchos consumidores anticipan la compra para congelar el precio ahora y esquivarle a la inflación.Y en algunos comercios del rubro les guardan la mercadería, que se puede retirar apenas unos días antes de tener que prepararla.

El fenómeno no es nuevo, pero con una inflación que al cabo del año puede que supere el ciento por ciento, incluso se adelantó, según dicen en el sector. Se trata de anticipar la compra de aquellos cortes más utilizados en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, como el matambre, peceto y la lengua, para preparar el vitel toné, que no puede faltar en la mesa de cualquier casa.

Según explicó Claudio Silva, desde Frigorífico Don Iñaki, ya hay clientes que le pidieron algunos cortes, los pagaron y su empresa los guarda en sus cámaras frigoríficas y se pueden retirar desde el 15 al 20 de diciembre, apenas unos días antes de la Navidad. “Así congelan el precio y se evitan las subas que van a venir para fin de año”, dijo el comerciante.

Por la mayor demanda, las subas en los precios de la carne son un clásico para las fiestas de fin de año. Según un relevamiento en algunas carnicerías, por ejemplo el matambre está por estos días a $950 el kilo, pero trepará a $1.000 (5%); el peceto pasará de $1.200 a $1.500 (25%), la lengua se irá de $900 a $1.100 (22%), colita de cuadril y la tapa de asado está en $950 y llegará a los $1.100 (16%), mientras que la punta de espalda está por estos días a $1.400 y llegará a $1.600 (14%).

Cortes como el matambre y la lengua son para consumir fríos, pero otros se destinan para la parrilla, como en el caso de la punta de espalda, un tradicional producto popularizado en San Juan.

Otros comercios, como en el caso de Carnes Cuyo, de Saúl Vargas, también tienen ventas anticipadas de algunos cortes, según dio a conocer el comerciante. “Ya hay clientes que vienen, compran ahora y retiran para no tener que pagar con aumento después”, sostuvo.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.