CAUCETEDESTACADASPOLICIALES

OTRO POLICÍA CAUCETERO, DESPEDIDO DE LA FUERZA

Es un agente de la Seccional 9na que en septiembre de 2019 fue encontrado dentro de un boliche y provocando disturbios. Lo cesantearon de la Policía.

No era para él la Policía, lo suyo era la fiesta. Así fue que una noche de septiembre de 2019, prefirió irse de farra antes que cumplir con las horas de adicional en la terminal de Caucete. Pero lo descubrieron. Y no sólo eso, lo encontraron en un boliche, ebrio y provocando disturbios.

El protagonista de ese escandaloso caso fue el agente caucetero José Emanuel Gutiérrez, un efectivo que últimamente prestaba servicio en la Unidad Operativa de San Ceferino en San Martín y que ahora fue expulsado de la Policía de San Juan. Así lo hicieron saber las autoridades provinciales a través del decreto publicado en el Boletín Oficial que lo declaró cesante de las filas de la fuerza provincial.

En aquel momento, el agente José Emanuel Gutiérrez trabajaba en la Seccional 9na y como todos los policías era asignado a cumplir adicionales en distintos puntos de la ciudad de Caucete. A él le tocaba la Terminal de Ómnibus de esa ciudad. La madrugada del 16 de septiembre de 2019 tenía que cubrir el servicio de adicional en ese lugar. Sin embargo, cuando una patrulla policía de control pasó por la estación de micro, notaron que el agente Gutiérrez no estaba.

Esos uniformados siguieron con su recorrido por el centro de Caucete y sorpresivamente cruzaron al agente Gutiérrez a bordo de su auto junto a sus amigos sobre la Diagonal Sarmiento, según el informe. El agente supuestamente los vio, escapó en el auto y la patrulla lo siguió, pero se perdió de vista. Más tarde, los mismos uniformados de la 9na fueron al boliche “El Cortijo” en avenida De Los Ríos y allí se toparon de nuevo con el agente José Gutiérrez.

Los policías declararon que Gutiérrez estaba ebrio, que un oficial se le acercó y le ordenó que fuese a ponerse el uniforme y se presentara en la comisaría. Aseguraron que el agente se ofuscó, les respondió irrespetuosamente y se perdió entre la gente. Después se suscitó un incidente dentro del local y al intervenir descubrieron que uno de los revoltosos era el agente Gutiérrez. Otra vez le llamaron la atención y de vuelta el policía se alteró, de modo que lo detuvieron y lo llevaron preso a la seccional.

Aquella vez le iniciaron una causa contravencional en el Juzgado de Paz Letrado de Caucete y abrieron un sumario administrativo en su contra por violar el Reglamento del Régimen Disciplinario Policial. En dicha investigación, el agente Gutiérrez se defendió diciendo que nunca fue notificado que esa noche debía trabajar, que era su franco, que por eso no acató la orden de los policías que lo entrevistaron esa noche y, además, fue maltratado por uno de ellos. También declararon los otros uniformados, entre ellos una mujer policía que aseguró que el agente estaba avisado que esa noche trabajaba. Los otros policías lo hundieron, dijeron que lo vieron escapar en su auto, que después se lo encontraron en el boliche, que estaba ebrio provocando disturbios y que les faltó el respeto.

Dado por concluido ese sumario, la Jefatura pidió sancionar al agente José Emanuel Gutiérrez con la cesantía. Fue así que el Poder Ejecutivo provincial firmó el decreto a través del cual echaron al policía de la fuerza.

Fuente Tiempo San Juan

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba