DESTACADASPOLICIALES

LA POLICÍA DESBARATÓ UN FIESTA QUE NO CONTABA CON LAS HABILITACIONES LEGALES

Habían aprox. 500 personas entre ellas varios menores

Vecinos de Pocito, cansados y alertados por la presencia de personas y música a alto volumen se comunicaron en reiteradas oportunidades con el servicio de emergencias 911. Esto es porque en Callejón Los Mandarinos, entre Meglioli y San Miguel se estaba llevando a cabo una fiesta.

Al arribar personal policial hasta el lugar constataron que se trataba de una fiesta privada con venta de bebidas alcohólicas. Fuentes policiales destacan que en el lugar no solo había menores de edad, sino que estiman una presencia de aproximadamente 500 personas en el lugar donde se estaba llevando a cabo la fiesta.

Personal de Leyes especiales entrevistó al propietario del lugar, un hombre de 72 años, a quién se lo notificó de la infracción de varios artículos del Código de Faltas, entre los que se encuentran desarrollo de actividad comercial sin autorización previa ni habilitaciones y no contar con la habilitación para el expendio de bebidas alcohólicas entre otras. Posterior a desalojar el lugar, se secuestró la bebida alcohólica que estaba dispuesta para la venta.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba