CAUCETEDESTACADASPOLICIALES

EL CAUCETERO,PRESUNTO VIOLADOR DE SU HIJASTRA DEBERÁ IR A LA CÁRCEL

La justicia revocó el fallo, que le otorgaba el beneficio de la prision domiciliaria, ahora deberá ir al penal de Chimbas

Un juez del Tribunal de Impugnación revocó el polémico fallo de la magistrada que hace 19 días que otorgó la prisión domiciliaria al presunto violador de una niña de 4 años y dispuso que sea llevado al penal de Chimbas. Con esto se dio marcha atrás con la medida que beneficiaba al imputado y que despertó duros cuestionamientos desde el Ministerio Público Fiscal.

El fallo que anularon fue el que firmó la jueza de garantías Verónica Chicón, el 20 de agosto pasado, y que permitió que el caucetero de 20 años, identificado con las iniciales M.V., cumpliera la prisión preventiva en el domicilio de sus abuelos en el departamento del Este.

El joven fue denunciado en julio pasado por su pareja y madre de la niña presuntamente abusada. El ultraje habría ocurrido el 21 de junio. La mujer declaró que vio al sujeto en una situación extraña con la niña dentro de una habitación, pero éste dijo que la “estaba cambiando”. La pequeña después le contó que a otra niña y a la hermana del propio imputado que éste la había violado. Así fue que la mamá se enteró de todo. Fuentes judiciales señalaron que la menor presentaba desgarros producto de un ataque sexual.

Fallo. El juez Daniel Guillén fue quién revocó la resolución de la jueza Chicón.

La fiscal Valentina Bucciarelli, de la Unidad Fiscal de Investigación del Centro ANIVI, pidió la detención a la jueza de garantías Verónica Chicón. El joven luego quedó preso. El 5 de julio, la representante del Ministerio Público Fiscal formalizó la imputación contra el caucetero y pidió que lo investiguen por el delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia preexistente.

En su momento, la jueza dispuso la prisión preventiva del sujeto por el plazo de 5 meses y 1 año de investigación penal preparatoria, mientras se avanzaba con las medidas de prueba. Posteriormente asumió la defensa el abogado Leonardo Villalba, quien solicitó a revisar las medidas cautelares contra su cliente y pidió que se modificara la modalidad de detención. El argumento fue que ya habían tomado declaración a los testigos y que no había riesgo procesal; es decir que no existía peligro que interfiriera con la investigación o que fugara.

Esa audiencia se realizó el 20 de agosto pasado y la fiscal Bucciarelli se opuso al pedido de la defensa. Planteó en todo momento que el imputado podía presionar a los testigos, además resaltó la gravedad del hecho investigado. En un fallo que despertó polémica, la jueza Verónica Chicón entendió que no había riesgo procesal y correspondía otorgarle la prisión domiciliaria al presunto violador. Así, dispuso que cumpliera la detención en la casa de sus abuelos y que la Policía tuviera un control permanente sobre él las 24 horas del día.

La magistrada. La jueza Verónica Chicón, quien en su momento otorgó la prisión domiciliaria al imputado.

La medida no cayó bien en el Ministerio Público Fiscal, se habló hasta de un “garantismo excesivo”. El fiscal general Eduardo Quattropani fue muy crítico con la postura que estaban tomando los jueces. Mientras tanto, la fiscal Bucciarelli apeló el fallo de la jueza de garantías Chicón e insistió con el pedido de que el caucetero cumpla la prisión preventiva en la cárcel, no en la casa de un pariente.

El caso fue tratado este martes en el Tribunal de Impugnaciones. La fiscal Silvina Gerarduzzi tomó la posta y cargó contra el fallo de la jueza Chicón, a la vez que pidió que M.V. sea llevado al Servicio Penitenciario Provincial. El abogado Villalba solicitó que se mantenga la medida cautelar de la prisión domiciliaria, insistiendo que no había riesgo procesal.

La apelación. La fiscal de cámara Silvina Gerarduzzi fue quién llevó el reclamo del Ministerio Público Fiscal en esta nueva instancia. 

La fiscal Gerarduzzi afirmó que ese peligro existe, más cuando una testigo clave es su propia hermana y bien puede presionarla para que cambie su declaración. Por otro lado, aseguró que la situación familiar de la víctima y su madre es complicada, dado que todos viven en la zona y se conocen con los parientes del imputado. Es decir que sí puede interferir en la investigación. Por otra parte, expresó que no se cumplían los supuestos o requisitos para dar ese beneficio, como el de una enfermedad grave, que estuviese desahuciado u otra circunstancia que amerite la prisión domiciliaria, según fuentes judiciales.

La última palabra la tuvo el juez Daniel Guillén. Este martes cerca del mediodía, el magistrado resolvió revocar el fallo de la jueza Chicón y dispuso que se mantenga la medida cautelar inicial. Con esto ordenó que el caucetero cumpla los 5 meses de prisión preventiva en el penal de Chimbas y no en un domicilio particular.

Tiempo de San Juan

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba